viernes, 17 de mayo de 2013

La mierda de Santa Rita

Me contaba mi madre, que a su vez se lo contaba su madre y a su vez, la madre de su madre y así hasta el primer velociraptor de Murcia, una historieta no se yo si muy contrastada, pero aquí va:
Santa Rita estaba casada con un hombre que la trataba muy mal (igual era otra santa, fíjate) y que le exigía pues no se, lo que viene siendo maltrato psicológico hoy en día y entonces era solo un marido que llevaba los pantalones.
 Un día una paloma defecó (seamos elegantes) en la mesa puesta para la comida y Santa Rita la tapó poniendo un plato o un cuenco boca abajo para que su marido no lo viese.
 Él empezó a dar la vara con que esa comida que había servido no le gustaba y exclamó:
 -sabes lo que quiero? una mierda es lo que quiero!!
 Y Santa Rita ni corta ni perezosa levantó el plato o cuenco y dijo:
 -Pues ahí la tienes
 Y esa es la historia de la mierda de Santa Rita.
Moraleja: esa historia siempre la hemos utilizado en casa como referente de si alguien se pone hecho un potro, tu plántale lo que quiere en los morros aunque sea una mierda y quédate tranquila, que no te la hubiese pedido.
 El cuento en sí es una chorrada, pero estos días me ha venido reiterativamente a la cabeza considerando el estrés que estamos padeciendo por la recta final de los estudios de mi madre.
 Al parecer tiene un profesor de esos encantadores que debido a un grave complejo de inferioridad respecto a otras asignaturas porque sino no me lo explico les exige que en pocos días, después de haber prometido que no pondría trabajos que hagan un resumen de la historia del arte valenciano basándose en un capítulo de un libro de 120 páginas en solo tres, desde tiempos de los Iberos hasta 1982.
Toma castaña, cuando me lo contó no podía parar de reírme pensando en como resumiría yo todo eso simplemente por toquetería.
Le propuse hacérselo yo para que se lo pudiese entregar al profesor y decirle:
-Ale bonito, mierda de Santa Rita
Como no me ha dejado hacerlo para entregar (faltaría más) pero no he podido contenerme, aquí va mi resumen de la historia del arte valenciano desde tiempos de los Iberos hasta 1982 en tres páginas y aun me van a sobrar dos.
Disfrutad de todo el rigor histórico.

Vamos a ver, la cosa comienza con los Iberos que básicamente se dedicaban a pintar con los dedos en paredes, hacer joyas (que se les daba mejor) y figuritas de guerreros raros.
También se peinaban en plan futurista con rodetes en la cabeza, que llamabas a la ibera en cuestión y no se volvía porque no oía nada.
Luego llegaron los romanos, con un tiralíneas hicieron dos calles que se cruzaban en lo que venía siendo el centro de la ciudad y eso ya es un logro tu fíjate.
También hacían columnas. Muchas.
Luego llegaron los musulmanes y lo pusieron todo hasta arriba de azequias y todos los nombres de los pueblos empiezan por "al" o "ben".
Luego los cristianos lo rompieron todo y construyeron encima.
Los cristianos, primero construían mal y se llama románico, luego averiguaron como construir bonito y se llama gótico.
Luego volvieron a hacer columnas y es renacimiento.
Después se volvieron muy horteras y lo pusieron todo hasta arriba de angelotes y cristos con retortijones y es barroco.
Un dato curioso es que les sobró un centímetro de pared y no sabiendo que poner pusieron una cabeza de un bebé. Como quedaba un poco gore le pusieron unas alitas a los lados y así surgieron los angelotes esos barrocos que es solo la cabeza de un niño inquietante con alitas. Así aprendieron a rellenar los huecos y aprovechar el espacio.
Luego ya no les gustaba.
Luego otra vez les gustó.
Luego ponían cosas supuestamente hechas en China pero que no estaban hechas en China porque era carísimo traerlas de allí entonces es como arte chino pero en mal hecho (exactamente igual que ahora pero al contrario)
Luego llegó Sorolla que pintaba bien.
A partir de ahí el resto es hacia abajo en picado.

De nada mamá.