jueves, 14 de abril de 2011

Medicinas Alternativas

Navegando por los procelosos mares de Internet, en busca de información sobre terapias alternativas encontré este artículo que me pareció interesantísimo, tanto, que aunque no soy amiga del copy-paste creo que debo ponerlo a vuestro alcance:

Vivimos en una época extremadamente difícil para un ser humano: nos relacionamos demasiado en nuestro día a día con electrodomésticos y aparatos de ondas nocivas, nos agolpamos en ciudades contaminadas y nos supera el stress. Las personas necesitamos mantener el contacto con la naturaleza para devolver el orden a nuestro metabolismo y la paz a nuestro interior.
Mucha gente es ya consciente de este hecho, es por ello que las terapias alternativas viven hoy en día un apogeo frente a la medicina convencional.
La reina de todas estas terapias es una nueva forma de curación recientemente investigada para aprovechar al máximo todas sus cualidades y su potencial de sanación.
Utilizada prácticamente desde el principio de los tiempos, desde que el mono perdió el pelo, la Poritoterapia es la solución para todos aquellos que buscan una terapia natural y sin contra indicaciones para nuestra salud.
El principio es aparentemente sencillo: la Poritoterapia consiste en la extracción de suciedad y pus (medicinalmente llamado "porito") de los poros de la piel mediante un novedoso sistema de pulsión "frente a frente" de los dedos pulgares de las manos izquierda y derecha respectivamente del terapeuta.
El porito sale expulsado hacia arriba junto con otras sustancias nocivas para la salud como son el stress, la depresión, energías negativas, malos humores, mala colocación postural...
Y es que, según el doctor Peter Masrow de la Universidad de Cucumberville, Wichyta (USA), el porito tiene más influencias negativas en nuestro cuerpo de las que pensamos:
El poro, punto negro de tipo A, también llamados comúnmente "espinillas" son nódulos de energía negativa que absorben nuestra capacidad de imaginar y soñar como un auténtico agujero negro.
Según el doctor, pionero en aplicar esta novedosa terapia en su centro particular, las extracciones continuadas de estos puntos negros han llegado a paliar síntomas como los de la depresión y en algunos casos a curarlas.
También está demostrado su tremenda utilidad en terapias de adelgazamiento debida a la expulsión de pequeños nódulos de grasa que conforman los poros, lo que contribuye a una sensación de ligereza por parte del paciente y en un reflejo en el peso real de un 0´00000000001 g.
Con una acción tan increíblemente sencilla y las cifras hablan por si solas!
Los poros o granitos de pus (tipo B) también llamados "cuernos" entran dentro de la especialización y son competencia de la Granitología dedicada a la erradicación de estos molestos inquilinos.
La Granitología como terapia es más agresiva que la Poritoterapia y requiere una titulación especial que certifique que se ejerce correctamente y de forma segura con material sanitario adecuadamente homologado como son: envoltorios de papel higiénico para el sistema de pulsión "frente a frente", algodón, alcohol desinfectante y en casos de complicaciones, alfileres de quirófano para intervenir.
Al contrario que la Poritoterapia, la Granitología puede requerir sistemas de anestesia adicional como son:
-Ánimo que ya sale, ya asoma la cabeza-
o en casos extremos
-Cariño, como no te estés quieto te voy a arrear un capón y te quitaré no este, sino todos los granos de tipo B que me roten.
La intervención se ve recompensada por unos inmensos beneficios como son la correcta colocación de la columna tanto sentado como en movimiento, sobre todo si los tipo B se encuentran alojados en la espalda.
El eminente sociólogo Hugnen Strugen de con consulta en la Kartofenstrasse (Germany) comenta además como una novedad extremadamente alentadora el hecho de ser la primera terapia bilateral existente, es decir: que no solo otorga beneficios al paciente, sino al propio terapeuta.
No se trata de esos falsos testimonios en los que el terapeuta dice:- El bien y la salud de mi paciente me beneficia a mi- se trata de mejorías claramente contrastadas y demostradas.
Strugen afirma que para practicar la Poritoterapia hay que tener un perfil adecuado, principalmente mujeres, aunque no descarta que se de en hombres, se ha encontrado que la extracción de poros tipo A y B (más comúnmente en los B) produce efectos de liberación de stress en la terapeuta casi mayores que los del paciente en ese momento que incluso durante la intervención puede necesitar ayuda de técnicas de relajación adicionales tipo:
-Uno más y te juro que lo dejo-
La terapeuta segrega una cantidad similar de endorfinas y serotonina a las de comer chocolate o el orgasmo, es decir, contribuye activamente al bienestar físico y mental de quien la practica.
Uno de los efectos curiosos- afirma el profesor- es que parece estar relacionado con las sociedades primates y con la desparasitación como muestra de afecto, sin embargo, antaño, las mujeres perseguían a sus compañeros/ cónyuges para practicarles la desporificación sin grandes acogidas por su parte.
Los machos de la especie huían literalmente de sus parejas cuando las veían enarbolar con sonrisa de viciosas y los ojos enrojecidos los pulgares en señal de extracción.
-Ahora no solo acuden ellos solitos a la consulta a que les practiquen la terapia, sino que además ahora lo pagan, los muy estúpidos.
Como pueden comprobar, la Poritoterapia es un campo absolutamente nuevo a la exploración de esta terapia novedosa y aun ligeramente experimental que seguro abrirá un nuevo hueco en sus vidas.


1. Terapias y medicinas alternativas: Poritoterapia; la medicina de hoy. Ed. Paparrucha, 2011, numº 1827


Tenía material investigado suficiente para escribir una crítica bien argumentada, sólida y científica en contra de "terapias" que actualmente están de moda como la magnetoterapia, oroterapia, apiterapia, geoterapia (con piedras semipreciosas o cantos rodaos, igual trae) pulseras milagrosas y otras memeces del estilo.
Finalmente he optado por la alternativa de la parodia que al fin y al cabo, la risa si está demostrado que cura.