jueves, 25 de noviembre de 2010

En el nombre de Dios

No me gusta demasiado opinar si estoy desinformada sobre un tema, prefiero callarme, pero quizá lo que ocurra es que estoy demasiado informada de un asunto y prefiero mirar hacia otro lado.
Discuto a menudo con, según Robert Graves: un habitante del país de las nieves perpetuas, un brutal finés, sobre la bondad e inteligencia del ser humano.
Hasta hace poco lo defendía, lo juro, que creía realmente que todas las personas tienen, deben de tener un trasfondo de bondad. De verdad pensaba que es la sociedad la que corrompe, que es la masa la que vuelve al individuo malvado.
Pero no hacen falta más argumentos para convencerme de lo contrario, quizá es que yo me rodeo de gente esencialmente buena o al menos lo procuro, o quizá es que con ver las noticias un día, el ser humano solito se baste y se sobre para ponerse en evidencia.
Empiezan las noticias con la economía, como no, diciendo que si el país ahora va bien, ahora va mal, que si ahora el mundo se hunde, ahora se salva. No hago más que ver a políticos insultándose unos a otros, tirándose tierra a los ojos del contrario y mientras millones de vidas de personas preocupadas por sus futuros y siento que estamos siendo espectadores de un partido de egos e intereses sin quererlo.
Me decepciona profundamente ver que unos dicen; matrimonio gay si, enseguida los otros que no, y tu piensas, bueno, evidentemente basarán su política en su ideología y la defenderán, pero no!. Resulta que si los unos hubiesen ignorado el tema del matrimonio gay (por poner un ejemplo polémico como podría ser el aborto o cualquier otro) los otros inmediatamente hubiesen puesto el grito en el cielo: Y los pobres gays? permanecerán sin poder legalizar su situación como matrimonio? venid a mi, ved como yo si os quiero y defiendo vuestros intereses!
Me da la sensación de que no representamos vidas, no representamos nada, somos apenas juguetes en un juego a gran escala.
Hoy es el día internacional de la lucha contra la violencia de género, se habla de este tema a diario, sobre todo si ves las noticias de antena 3 donde parecen recrearse en el morbo y en los detalles escabrosos. Una cosa es informar, y otra cosa es que te pongan la autopsia en directo y la reconstrucción de los hechos minuto a minuto con escenificación de la agonía. Creo que eso es contraproducente, nos insensibiliza verlo continuamente, es tan desagradable que lo quitamos diciendo: hoy no tengo cuerpo para desgracias- y con eso nos hemos perdido la información que pretendían darnos.
Me hace pensar que a la gente le gusta la sangre, les gusta el morbo, les gustan las desgracias ajenas.
Se habla de una ley para negar a los denunciados como maltratadores la custodia de sus hijos. Y tu piensas, me parece bien. Sin embargo, hay mujeres que estan haciendo su agosto con esto; convierten a sus hijos en la moneda de cambio:- si no me pagas tanto o cuanto no verás al niño y si haces o dices algo te denuncio- personas así hacen que las cosas no funcionen como es debido. No es la primera historia que oigo sobre eso, y me parece extremadamente injusto, sobretodo por el hecho de que muchas mujeres maltratadas mueren sin atreverse a levantar la voz contra su situación y que haya gente que se aproveche deliberadamente maltratando de una manera psicológica e instrumental.
Hemos de encontrar la libertad de la mujer en muchos aspectos, pero tambien el hombre debe redescubrir muchos aspectos de la suya.
Ves el asunto de Marruecos y la respuesta que están teniendo los políticos frente a esto y piensas: - de verdad no se han planteado que cuando un país prohibe la prensa de ningún tipo salvo la propia que algo muy gordo está ocurriendo ahi? de verdad nadie va a atreverse a decir que que coño están haciendo? que quién se han creido que son?
Me entristece ver como la humanidad se pasa la vida de guerra en guerra, de muerte en muerte, como los seres "humanos" como nos apodamos cariñosamente son capaces de las mayores atrocidades.
Leí una noticia sobre unos tipos que habían entrado a una perrera, matado a gran cantidad de perros y violado a una perra hasta matarla ¡a una perra!, los galgos que no sirven o los perros de caza que quedan mayores no son sacrificados en muchos lugares o jubilados en una vejez digna en una familia que les quiera (que sería la segunda opción la más lógica) son mutilados y torturados salvajemente. Cuando yo miro a mi perro, por mal que se porte, no puede inspirarme sino amor, la idea de que sufra algún daño me puede; solo alguien a quien realmente le guste la sangre, provocar dolor a los demás se le ocurre hacer esas cosas.
Me llega un mail de Amnistia Internacional, me planteo pasar de él, como ya he dicho:- hoy no tengo el cuerpo para desgracias- pero sin querer leo las primeras lineas y ya no puedo parar de leer; es una protesta contra el gobierno de Nicaragua por su impasibilidad con las violaciones de niños y niñas. Leo el testimonio de una niña de 14 años que ha sido violada y embarazada por su padre (no padrastro) dice que sus profesores, sus hermanos, sus abuelos, la insultan y la echan de casa por "robarle el marido a su madre" en que cabeza cabe? me echo a llorar cuando lo leo.
Lloro cuando veo a una mujer que se lanza a golpear con un zapato al violador y asesino de su hija de 11 años: yo también me hubiese unido al zapatazo, yo hubiese hecho exactamente lo mismo.
Me hace replantearme seriamente tener hijos. Deseo hacerlo, sinceramente además más de uno, pero solo de pensar en la cantidad de horror que alberga este mundo y que pueda ocurrirles algo y no se lo que haría.
La gente mata en el nombre de Dios, no de Dios sino de SU dios, que les pide que maten a los que no piensan igual; por qué la gente miente? por qué la gente dice que Dios les ha ordenado, les ha pedido, les ha encomendado la misión de destrozar vidas porque no creían en él? Y a ellos que coño les importa en qué crean los demás? por qué deben salvar ninguna vida del infierno? quién se lo ha pedido? salvaos vosotros no? preocupaos de vuestros asuntos y no jodais a los demás!
Yo no me creo que Dios hable con nadie dispuesto a hacer daño, no me lo creo, en general no creo que hable mucho con nadie pero cuando alguien dice: el señor me manda purificar a tal pueblo- ya se que con él precisamente no ha hablado nadie.
Por qué a la gente le supone tanto problema que otras personas tengan unas creencias diferentes a las suyas?
Por qué las personas mienten? por qué roban? por qué matan? por qué violan? por qué destruyen?
Por qué cojones algún dios o diosa iba a desear un mundo así? por qué iban a querer que la humanidad se salvase? por qué iban a tener esperanzas en la humanidad cuando por cada individuo bueno hay cien que no son tan buenos o incluso malvados?
Yo nunca me he tenido por una santa, ni mucho menos pero ver todas estas cosas me hace reflexionar mucho sobre el mundo, sobre en que dirección gira, y hacia donde se dirige.
Como decía Lilu en el quinto elemento:
-Para qué salvar la vida cuando ves lo que hacen con ella?.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Nunca vuelvas a decirme que me quieres

A veces las personas somos muy estúpidas, pero mucho mucho, tanto, que nos creemos que el amor solo es posible entre un hombre y una mujer o en el caso de la homosexualidad entre dos personas del mismo sexo, en resumen, entre una pareja.
Nos creemos que el amor es solo plausible entre dos que se arrullan y mantienen relaciones sexuales.
Y somos muy ignorantes pensando eso.
Un amigo mio lo dijo una vez con mucha sabiduría y yo lo mantengo; hay miles de formas de amar, muchas de ellas sin nombre alguno, y hay que ser muy obtuso para creer que solo una de ellas es válida.
El amor lo comprende todo desde a la pareja antes mentada, hasta mi pobre perrillo que pudiendo estar durmiendo cómodamente en su cunita a estas horas, ha preferido levantarse para acurrucarse a mis pies y estar conmigo hasta que yo termine de expresar lo que siento. Y por qué hace eso? porque me quiere.
Qué voy a decir, si hay quíen ni siquiera se preocupa de sus relaciones de pareja cómo van a preocuparse por las demás?
Pero señoras y señores; todas absolutamente todas las relaciones merecen al menos un minuto de nuestra atención y de nuestro pensamiento, merecen que las mimemos aunque solo sea un poquito para que esa persona se sienta querida y recordada.
Nos creemos que nuestros padres no necesitan que los digan que los quieran, porque es obvio, son nuestros padres y ya deberían saberlo. Nos pensamos que nuestros familiares y amigos nos van a esperar siempre, hagamos lo que hagamos, porque ostentamos una cosa que se llama título. Como un noble en el medievo podía irse al pueblo una tarde y violar jovencitas impunemente simplemente por ser quien era, pero ahora no estamos en el medievo, ni el título vale absolutamente nada, lo único que nos proporciona ese nombre es más correa.
Nos pensamos (que infelices) que nuestros padres o hermanos siempre nos van a querer por más que los puteemos durante toda la vida, cuando lo único que ocurrira es que tardarán veinte años en decirnos algo que la mayoría de la gente nos dirá en dos tardes, pero nos lo dirán a fin de cuentas.
Vale que tal vez no haya que esmerarse tanto, ni prestar una atención tan continuada a todas nuestras relaciones (más que nada porque sería una locura) pero a veces, un amigo agradece que le digan que le echan de menos, que se preocupen un poco por él, una llamada, una invitación a tomar un cafe, un mensaje, un algo.
Por qué si a una pareja le decimos que la amamos no parece tan normal decirle esto a un amigo cuando el sentimiento es ese?
por qué no podemos regalarle una rosa o tener un detalle con un amigo un día al azar como podríamos hacer con una pareja?
Por qué cuando a nuestra pareja le diríamos tranquilamente: tenemos que hablar, porque las cosas van mal a un amigo no se lo decimos?
Por qué nos planteamos las cosas de diferente manera si al final el amor es el mismo pero en distinta forma y por qué a veces la gente se confía con sus relaciones pensando que siempre estarán ahi?
Llevo mucho tiempo queriendo decir esto, pero a mi, también hay que cuidarme.
Vale que tenga una paciencia enorme con estas cosas, que pase por alto muchísimas otras pero sería un error enorme fingir que no me importan cuando me duelen en el alma.
Yo no pido una atención continuada (que hay quien opina que lo que quiero es que me vayan detrás haciendo la rosca) pido no ser yo siempre la que siempre llame.
Pido que alguna vez en vuestra vida levanteis la vista de vuestro ombligo y digais:- voy a llamarla a ver que se cuenta-
O no me llameis, me da igual, un puñetero mensaje al movil mientras estais en el water, es eso mucho pedir?
Y que nadie se excuse ahora con el:- esque estoy muy ocupado- porque Yo tambien estoy ocupada, de hecho muy muy ocupada, y todos mis amigos también están muy ocupados y sin embargo tienen al menos un minuto de su valioso tiempo para dedicarme y yo tengo también del mio, que todos tenemos mucho que hacer con nuestras vidas.
He perdonado algunas cosas imperdonables y en las que prefiero no pensar, pero el vaso de mi paciencia empieza a estar muy lleno.
Evidentemente que a estas alturas del laberinto, empecé hablando de varias personas en general y acabo por una en concreto que es con la que menos puedo transigir.
Cuando le reprochas algo a alguien que quieres, a quien quieres muchísimo, lo único que esperas es que entienda lo que te ha dolido y se disculpe, no que te devuelva un ataque desproporcionado e insultante. Porque eso no me hace pensar;- pobrecito, esque es imbecil, está desevolucionado mentalmente y en lugar de reconocer su falta carga contra mi porque se siente acorralado y debe defenderse de algún modo- Eso lo único que hace es que se me rompa el corazón y sienta mucha, muchísima pena.
A veces hay que cuidar a los amigos, incluso los que más te quieren, incluso los que te perdonan todo porque son los de toda la vida, o al menos, hay que procurar no mearse, cagarse, escupir y prenderle fuego al trocito de corazón que te reservaban para tí, porque es una falta de respeto, porque es doloroso para la persona que lo sufre y porque es muy injusto que encima pretendas que no haya pasado nada.
Porque viniendo de tu boca, despues de todos los despropósitos que se han dicho, decir:- pero yo te quiero mucho- suena casi peor que todos los insultos del mundo, como una palabra perniciosa y podrida, porque me hace pensar que no sabes lo que es querer a alguien.
Y si digo todo esto es porque estoy ya muy cansada, porque necesitaba decirlo y porque estoy muy triste. Y la tristeza sobre todo me viene de pensar, que ahora, con lo lejos que estoy yo tendreis que realizar una gran maniobra para que volvamos a acercarnos,porque yo no puedo hacer ya nada más, que tendreis que hacer un esfuerzo que tengo muy claro que no vais a hacer, y me duele en el alma.
Porque creo, que cuando se llora por alguien todavía es porque aun se siente algo por esa persona, aunque sea decepción, aunque sea la decepción que produce saber que lo que sentís por mí me parece que se asemeja más a la indiferencia que al cariño.
En cualquier caso, por ti, por mi, por nosotros en general, a menos que estes dispuesto/a a demostrarlo, nunca vuelvas a decirme que me quieres.