martes, 17 de marzo de 2009

Puntos de vista

Cuatro personas hemos visto el castillo de fuegos artificiales desde el balcón esta noche;
a una le ha encantado, a otra le ha parecido un auténtico muermazo, a otra le ha parecido bonito pero como todos y a mi...bueno, no es que me enloquezcan.
Lo confieso, la parte de la genética mía que debería de amar las mascletás, los castillos y los petardos o está dormida estas fallas o directamente no existe.
Tal vez por eso me gusta tanto el pastel cierva murciano, porque esa parte de mis genes es mas fuerte, no lo se.
Me gustan si, pero no entiendo por qué la gente se vuelve tan loca y se aglomeran en una calle para ver un castillo.
Quizá es porque aquí lo mamamos desde pequeños, en la leche que nos dan nuestras madres, o porque en Valencia la menor excusa es buena para tirar tracas y castillos, no lo se.
La cuestión es que la situación me ha venido al pelo para explicarme.
De cuatro, a solo dos les ha gustado lo que han visto.
De mil personas que vean una película (por poner una pequeña cifra) tal vez solo 500 querrán volverla a ver y tal vez solo 200 la comprarán.
Es un suponer absurdo (que ruina para la industria cinematográfica) pero me viene también al caso.
Todos y cada uno de los post de este blog expresan no verdades, tan solo mi punto de vista.
Los blogs que aparecen en mi índice, no tienen noticias, ni datos, tan solo puntos de vista, algunos iguales y otros diferentes al mio.
Yo adoro el ballet, y hay a quien le aburre sobremanera.
Hay quien adora a Wagner y hay a quien le parece un tostón.
Hay cosas (eso es cierto) que es innegable que son buenas (nadie se atrevería a decir ahora que Wagner o Mozart son malos compositores) solo que tienen obras mejores o peores y que nos gustan más o menos.
De los instrumentos árabes, mis preferidos son el Kanun y el Mizmar; uno parecido a una cítara pero en grande y el otro, es eso que mi padre llama la trompetilla incordiosa.
Es posible que tenga algún parentesco con la Dolçaina valenciana pero con un sonido muchísimo más estridente.
Lo que yo siento cuando escucho un Mizmar, es indescriptible, lo que otros pueden sentir, es un indescriptible fastidio.
Todo, absolutamente todo, depende del cristal con el que se mira.
Qué pensais de los celos? también dependen del punto de vista?
Sentad a 5 personas juntas a discutir qué se consideran cuernos y qué no y observareis un fenómeno gracioso: que no se ponen de acuerdo.
Por más que se conozcan o más amigos que sean, por más años juntos que lleven.
Estará el que diga: -mientras no haya sentimiento no son cuernos, mi pareja puede acostarse con otras personas que mientras sea solo sexo...
Luego otro dirá: -hombre tanto como eso no, pero si solo es liarse...
Aparecerá también el que opine: - liarse son cuernos, un piquito de vez en cuando en una noche de borrachera puede, pero más no.
Y luego, desafortunadamente para mí, que pertenezco a este sector, estamos los sensibles:
Somos aquellos que queremos a nuestra pareja y su felicidad por encima de todas las cosas y por ello no nos atreveríamos a negarle que sea cariñoso y lo exteriorice.
Podemos entender los besos, las caricias, las carantoñas...pero a qué precio?
Si alguien ha leido la versión no edulcorada de La sirenita, hay un párrafo que lo describe bien; le dice la bruja a la sirenita:
"Podrás caminar con tus nuevas piernas, podrás correr y trepar montañas, podrás bailar y tu danza será la más hermosa que los humanos hayan visto, ahora bien; a cada paso, tus pies sangrarán, y sentirás el dolor de caminar sobre carbones ardiendo o el filo de una espada..."
Podemos soportarlo, podemos entenderlo, podemos fingir que no nos importa e incluso reirnos y bromear sobre ello; pero por dentro, el que sea celoso lo entenderá.
Por dentro sientes que te mueres, sientes como si una úlcera se te provocase y te diese ganas de vomitar, de llorar y todo a la vez.
Cuando además, a tu pareja le gusta la fotografía y no precisamente la que hace Anne gedes de bebés en flores, bebés con perritos, bebés con alitas, bebés con...
Y sabes que lo va a hacer y es más, no solo quieres apoyarle y no impedírselo sino compartirlo con él, pues, para un celoso compulsivo es duro, muy duro.
Esto, no pretende hacer sentir mal a nadie, al fin y al cabo son mis celos y con mi pan me los como, es más bien un llamamiento a los celosos consecuentes; a aquellos celosos que nos callamos porque no queremos hacer sufrir a nuestra pareja que al fin y al cabo, no tiene la culpa, solo un punto de vista distinto.
Después de tantos años de intentar ocultarlo, de vivir disimulando, de fingir que no me importa estoy un poco harta, que parece que ahora si eres celoso no eres abierto de mente.
Sabeis lo que os digo? Que soy Celosa, soy territorial y me molesta que nadie mire o se acerque a mis parejas (justificadamente, a ver que va a pasar)
Me molesta, me disturba y me perturba, me irrita y me produce ulceritas.
Y a quien le parezca que soy mala persona o cerrada de mente o celosa que se fastidie.
Parece que ahora haya que respetar a los fumadores porque se quejan, a los no fumadores porque se quejan más, a estos y aquellos; y que hay de ese colectivo olvidado que somos los celosos?
Celosos y pelusones del mundo: Uníos.
Y este es Mi punto de vista.
Y lo escribo aquí porque es mi blog y escribo lo que me da la gana.