miércoles, 28 de enero de 2009

Ni del presidente te puedes fiar

Cuando hacía mi camino acostumbrado ojeando el periódico en el autobús (hoy tocaba ADN con su columna final "The end" que me encanta leer) he podido observar que tiene una pequeña sección dedicada a efemérides que son cuanto menos curiosas, santoral (que me muero de la risa cuando aparecen nombres tipo San Eleuterio Sisebuto) y cumpleaños de gente famosa (más o menos).
Hoy era el cumpleaños de Nicolás Sarkozy (presidente de la República Francesa) Nick Carter (ex back street boy) y uno más que no debía de ser tan famoso porque no me acuerdo de quien era...Felicidades!!...seas...quien seas.
Bueno a lo que iba, el hecho en si mismo no es de una relevancia salvaje, ni siquiera es de relevancia, pero cuando me he levantado en la bustv estaba saliendo la sección de gente.
Un cartel enorme de Cumpleaños hoy! ha iluminado la pantalla seguido de una foto del ex cantante de voz aflautada y una reseña de su vida y milagros (2 lineas).
Mi primer pensamiento ha sido:- ya tiene 29 años este chico? si cuando salió era un querubín, un pipiolo! en serio me he hecho taaaan vieja?
Luego he pensado: ahora saldrá Sarkozy.
Mas me he equivocado; la pantallita se ha apagado dando paso una nueva sección con excelentes consejos de salud del tipo críptico: machaca plátanos entre las comidas para prevenir la gingivitis coronaria.
No lo entiendo sinceramente; no es que Sarkozy sea un personaje que me llene de emoción y francamente eso de que sea uno de los hombres más atractivos del panorama internacional me parece una solemne estupidez.
Me recuerda un poco a esas leyendas de los niños cambiados por las hadas, que sustituían un bebé sano humano por un elfo arrugado y enclenque.
Bueno pues Sarkozy me parece uno de esos elfos que no han terminado de desarrugarse.
Pero para que vamos a engañarnos, es el presidente de Francia y eso ya debería de contar más en la jerarquía de las efemérides frente al terror de las nenas de pelo de orinalete.
Además es un personaje de más actualidad que Nick Carter que yo ya hacía muerto y enterrado.
Qué quereis? te bombardean masivamente con que este chico es divino, es maravilloso, es el más guapo del mundo mundial, en la radio, en la televisión, en las revistas solo ves su cara y sus morritos maquillados con brillo color coral y un ligero rubor en las mejillas bajo su cabellera dorada cortada con una olla colocada estratégicamente.
Vayas a donde vayas solo escuchas:- ebribooooooodeeeeeeeeaaaah yeeeeeeeeeaaaaaaah raquiubaaaaaaareeeeeeeeaaaaah yeeeeeeeeah y un día va, y con un temblor sísmico, en la apoteosis de su mejor concierto, la tierra se abre y se los traga, a él, al de pinta de malote y perillita, al de los rizos castañitos que me daba mucha pena porque no era ni Nick ni el malote de nombre cifrado y los otros dos que estaban porque tenian que ser cinco.
Por eso me ha extrañado que solo lo tuviesen en cuenta a él, cuando hace años que no se sabe ni su paradero exacto, que en su casa no lo esperan ni a comer, y sin embargo en el canal del autobús hoy Nick Carter, el chico de la calle de atrás de rostro angelical y cabellos de príncipe de cuento ha contado más que el actual presidente de Francia.
Que no digo que Nicolás Sarkozy se haya deslomado a trabajar en la mina todo sea dicho de paso, y este pensamiento me ha llevado por estos derroteros:
La primera medida (o al menos la primera a la que se le prestó atención) de este caballero de orígenes aristocráticos y rancísimo abolengo (he leido por ahi un "Copríncipe de Andorra")
fue que se divorció de su esposa para casarse con la modelo de voz susurrante Carla Bruni.
Que yo no digo que no se llevasen mal, pero sinceramente y hablando en tono de guasa y sin saber prácticamente nada de las causas de este divorcio y sin importarme demasiado le mando este mensaje a Nicolás.
Vamos a ver; yo soy la mujer que te ha aguantado 11 años todas las tontás de coprincipe, que además; qué mierda de título es ese?? copríncipe, vamos que no eres ni príncipe ni duque ni conde ni nada así sonoro, no, eres copríncipe, que parece el título que le da una madre a dos hijos que se pelean:- vamos niños no peleeis, aqui ninguno es el rey y otro es el principe, si esto es andorra la partimos en dos y sois coprincipes y como os peleeis os quedais sin postre.
Pero eso, que soy la señora que te ha aguantado todos los disgustos y las historias y va y ahora que (por fin) eres presidente y yo voy a ser la primera dama (na menos) me das el pasaporte y te vas con la sosa de la bruni?.
Vamos, que ahora le hagan la pelota en el Hola! y digan que es la sucesora de Jaqquie Kenedy o de Grace Kelly por su elegancia y su humildad y su saber estar y su estilo, JA, más quisiera la sosa esa! que es más sosa que la semola que me hacía mi madre cuando llevaba 3 días de virus estomacal.
Vamos hombre, que yo te aguante 11 años para que ahora las mieles del éxito se las lleve ella....que yo ya se que estaré más mayor y no sere modelo, pero seguro que doy menos miedo que ella.
Tu imaginatela una noche bambando por casa con el camisón blanco largo, los pelos de sosa que lleva y la cara de fantasmón de muerta de tres días que pone y cantando por los pasillos: On me dit que nos vieschuchuchcuhcuchuchcuhcshushsuhsushushs, nene, eso acojona.
Vamos, que yo soy Cecilia y le estoy dando leches hasta en el carnet de identidad.
Si esque no se puede confiar...

sábado, 10 de enero de 2009

El reino de los cobardes

En la antigüedad lo peor que le podían decir a una persona es cobarde.
Era un insulto a su honor a sus ancestros y a sus descendientes, generalmente despues de eso limpiaban su honor ofendido con una matanza o duelo.
Tampoco hay que exagerar las cosas, no hay por qué matarse porque alguien te haya dicho que la conducta de tu madre deja que desear.
Antes los guerreros que partian a la batalla tenian naturalemente miedo, es una cosa que debe aterrar, ser consciente de que al día siguiente puedes morir o salvarte y sin embargo eso no impedía que peleasen.
No impedía que la gente luchase por amor y si salía mal estaban los que se suicidaban.
A lo mejor me equivoco, cobardes ha habido siempre y ya he dicho que tampoco hay que sacar las cosas de madre.
Y sin embargo vivimos en la época de la cobardía.
Actualmente no hay ni un solo chico joven que le entre a una chica con un par de narices y con las cosas por delante.
Generalmente las cosas estan cambiando y ahora muchas veces somos nosotras las que damos este paso y eso esta bien, salvo por qué lo hacemos porque ellos tienen miedo a darlo porque a nosotras es mas dificil que nos rechacen.
Tenemos miedo al rechazo porque no somos lo suficientemente fuertes para encajarlo.
Nos aterroriza empezar una relación por lo que pudiera pasar, porque nos pueden hacer daño.
Es obvio que nos van a hacer daño nos guste o no, aunque salga bien habrán malos momentos y preferimos huir del dolor antes que vivir.
El amor duele, duele a veces por la felicidad extrema y a veces por la extrema desgracia pero nadie muere de ese dolor, por mal que esten las cosas siempre se sobrevive un día más.
Incluso esa noche que parece que nunca va a terminar, que lloras y no puedes dormir y no tienes a nadie a quien pedir socorro hasta el amanecer, que parece que el alma se te vaya a hacer pedazos y sin embargo, al día siguiente el sol sale igual y el mundo sigue girando.
Siempre hay un día despues del dolor si tenemos la fortaleza suficiente para enfrentarnos a él.
Y sin embargo ahora hay mucha más gente que teme al dolor que a la felicidad, y prefieren vegetar en un lugar seguro, por ejemplo encerrados en si mismos antes que apartar la coraza y permitir que nuestros sentimientos fluyan libremente, a riesgo de la indefensión que esto significa.
Nos volvemos frios, distantes y solo nos entregamos parcialmente.
Dice mi padre que hay que sufrir los golpes para que el cuerpo se enfurezca y se acostumbre a recibirlos.
Aunque el se refiere a un plano más físico tambien se puede extender al plano emocional.
Asumamos que daño nos van a hacer, pero que si no corremos ese riesgo no disfrutaremos de las partes bellas que tiene el amor y la vida en si misma.
Si no asumimos el riesgo de que nos rechacen en una entrevista de trabajo nunca nos llamaran, más que nada porque nunca sabrán que existimos.
Si nos protegemos excesivamente de los golpes nunca nos acostumbraremos realmente a soportarlos.
Si no amamos nunca a nadie porque tememos que nos duela nadie sabra que existimos, y nadie lo lamentara tampoco si desaparecemos.
Yo sinceramente prefiero saber que voy a sufrir y aun asi correr el riesgo, porque lo bueno que obtenga es muy probable que sea muy superior a mi dolor.
Porque luego, con el paso del tiempo, recordamos mejor los buenos momentos que la agonía, que solo rememoramos en situaciones puntuales.
No soporto a los cobardes que dicen: he sufrido ya demasiado como para volver a querer a nadie.
Porque generalmente quien dice eso no ha sufrido tanto como dice.
Alguien dira por ahi;- una mujer maltratada- yo creo que ellas nunca pierden la esperanza de amar y ser correspondidas.
Hablo de aquellos que no saben soportar un solo golpe, aquellos que piensan que si aguantas sin caer es que no amabas lo suficiente y lo que ocurre es que tu has peleado sin coraza, sin armadura, unicamente con tu propio cuerpo y alma.

jueves, 1 de enero de 2009

El año nuevo nos libre

Estamos ya en enero, no recuerdo exactamente el día y aunque podría mirarlo en el primer texto que escribí, no, no me apetece.
Prefiero decir que en enero en general del año que ayer se nos acabó según el calendario Gregoriano y que yo no sigo demasiado, hizo un año que abrí este blog.
He hecho mis propósitos y deseos de año nuevo (las tradiciones nunca mueren) y el balance de lo que había sido mi año.
El año nuevo que se avecina dicen que promete, yo no tengo mucha fe en los años de mi vida impares porque no se por qué condena astral no me salen muy bien, sin embargo he decidido cambiar mi actitud y pensar que va a ser un año estupendo.
Los dioses me libren de tener un año de mierda como fue el 2007, desastroso en todos sus aspectos.
Me libren tambien de emparejarme con algún mentecato y tener que aguantar sus tonterías.
Ya que estoy, que me libren tambien de aguantar celos, enfurruñamientos de niño pequeño y a ejemplares que solo piensen con la entrepierna.
Me libren de salir una noche con mis amigas y soportar al borracho de turno intentando enrollarse con alguna de nosotras (sin exito) y que no te lo puedes despegar en toda la noche porque el tipet en cuestion no tiene vergüenza ni la conoce y no le importa ser un baboso asqueroso y no atiende a indirectas, ni directas ni a un sopapo.
Me libren de dejar todos los trabajos y examenes para el último momento.
Me libren tambien de la frustración de ponerme a ensayar o a dibujar o a escribir y que no se me ocurra nada decente.
Me libren si no es mucho pedir de los malos momentos de tristeza, con o sin sentido y de que mis malditas hormonas me jueguen malas pasadas.
Me libren de las discusiones.
Me libren tambien de los hombres infantiles y llorones y que hagan chantaje emocional.
De aquellos fóbicos al compromiso que se jactan de ser inteligentes y que luego son A, B y C (como las lineas de metro)
Me libren de no saber decir que no y de este maldito superego que me impide muchas veces llamar a las cosas por su nombre.
Me libren de abrir la cuenta del banco y encontrarme con 7 euros o peor aun, con nada, o peor todavía, con -7 euros.
Me libren de que me vea sin trabajo de la noche a la mañana cuando creo que lo estoy haciendo bien porque a unas marujas se les haya ocurrido enchufar a una amiguita suya.
Me libren de que las cosas me salgan rematadamente mal.
Me libren de los zulos que te alquilan como una habitacion de 40m2 y a precio de una habitación de las citadas dimensiones sin ventanas ni mantas.
Me libren de aguantar a pedorras diciendo chimichurri tkm o intentando dar envidia de lo divinas que son cuando creedme, no lo son.
Me libren de aguantar la envidia en general, los malos rollos y los bulos que se corren para desprestigiar a alguien.
Me libren del mañana te llamare y de pasarme una semana mirando obsesivamente el movil.
Me libren de los mensajes de moviestar y cia para decirme que totalmente gratis puedo ponerme el tono de ella ella que no soporto solo mandando 3 sms (coste mínimo 1.90 el mensaje)
Me libren de oir una sola vez mas la palabra "crisis" y sinónimas, las cosas nos van igual de mal que antes solo que ahora a los ricos tambien.
Me libren del tranquila cariño que yo te aviso y de luego la cara de sorprendido/ofendido diciendo- se suponia que tenias que tragar, no que escupirme a la cara.
Me libren de las huelgas de metro, de que hoy los precios de metros y autobuses habran subido otra vez sin remedio.
De que pretendan cobrarme 20 euros por una camiseta que en rebajas ponen a 3
Que me libren en general de todas esas cosas molestas que complican la vida innecesariamente.
Y ya que estamos, que nos libren a todos.
Que el año nuevo nos libre.